Historia

El Proyecto Pro Bono de la Asociación Cubano-Americana de Abogados (CABA Pro Bono) fue establecido en 1984 por una serie de antiguos presidentes de CABA que creían que la organización estaba en una posición ideal para ayudar a las personas desfavorecidas de habla hispana que no tenían acceso a abogados que hablaban su idioma. En respuesta a esta creciente necesidad, CABA se posicionó como un nexo, uniendo a clientes con abogados de la base de miembros de CABA que estaban dispuestos a proporcionar una representación gratuita. En 1992, CABA Pro Bono fue reconocido a nivel nacional como un "Punto de Luz" por el ex presidente George H. W. Bush.

Con una profunda convicción de su misión y un intenso deseo de ampliar su alcance, la Junta Directiva de CABA incorporó una entidad independiente 501(c)(3) con su propia junta directiva, el Cuban American Bar Association Pro Bono Project, Inc. El crecimiento sostenido de CABA Pro Bono llevó a la contratación de abogados de planta y, en 2013, la mudanza a una oficina más grande en 2400 South Dixie Highway, fácilmente accesible a los clientes a través del Metrorail y el transporte público. CABA Pro Bono actualmente emplea a ocho personas, entre ellas cinco abogados, y proporciona servicios legales gratuitos a más de 1,500 miembros de la comunidad cada año. En 2016, el Proyecto Pro Bono CABA comenzó a operar como Servicios Legales de CABA Pro Bono.

CABA Pro Bono se enorgullece de su preparación para satisfacer las necesidades más urgentes de la comunidad. Durante la crisis hipotecaria, se estableció el Proyecto de Defensa de Ejecuciones Hipotecarias de CABA Pro Bono, que representó a miles de individuos y familias que estaban en peligro de perder sus hogares.

En 2014, con el aumento en el número de menores inmigrantes no acompañados, CABA Pro Bono diseñó e implementó un programa exitoso que proporcionó representación legal a miles de niños abandonados y ayudó a más de 100 niños a obtener un estatus legal. CABA Pro Bono también fue pionero en la lucha contra el Tráfico Humano y unió fuerzas con la Fiscal del Estado Katherine Fernández Rundle y el Departamento de Acción Comunitaria y Servicios Humanos del Condado de Miami-Dade para proveer representación legal gratuita a las víctimas.

CABA Pro Bono es financiado en parte a través de las subvenciones concedidas por la Fundación del Colegio de Abogados de Florida, el Estado de Florida y The Miami Foundation, y los fondos recaudados en el cóctel anual de recaudación "Art in the Tropics" organizado por CABA. Ésta continúa con los esfuerzos para recibir financiación y para alentar a los abogados de la comunidad a tomar asuntos pro bono con el fin de aprovechar sus recursos y proporcionar servicios legales gratuitos a un mayor número de niños, individuos y familias necesitadas.

CABA Pro Bono sabe que está cambiando vidas a través del apoyo legal y debido a esto sigue comprometido a proveer servicios legales a los miembros de la comunidad que de lo contrario no podrían pagar a un abogado. También tiene el privilegio de poder ayudar a los menos afortunados y de dar algo de vuelta a la comunidad. Como el ex presidente John F. Kennedy lo dijo una vez: "Porque a quien mucho se le da, mucho se le exige."

Subscribe To Our Newsletter

Join our mailing list to receive the latest news and updates from our team.

You have Successfully Subscribed!